¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

13 may. 2012

50 años de Juan Cabrera en Cataluña

 
El pasado mes de abril se cumplieron cincuenta años de la llegada de nuestro paisano Juan Cabrera a Cataluña. Ayer lo celebramos con él en el Bar La Volta de Sant Celoni.

Juan se crió en la misma calle que yo muchos años antes; él la conoció como General Varela y yo como Puerto. Recuerda a muchos vecinos que yo también traté, algunos viven aún, y a otros muchos que ya no estaban cuando yo empecé a corretear la calle.

En nuestra tierra trabajó como vendedor y ditero visitando pueblos vecinos donde creaba su cartera de clientes. También fue conocedor de la realidad del contrabando y los viajes a San Roque a la estancia de María Machuca. Curiosa esta experiencia de su juventud si tenemos en cuenta que, ya en Cataluña, Juan ingresó en el Cuerpo de la Guardia Civil y como miembro del mismo ejerció durante años en el cuartel de Girona. De sus muchas acciones, tuvo la suerte de escoltar al genial Salvador Dalí.

Toda una hazaña resultó ser su viaje a Cataluña en busca de una vida mejor. Corría el año 62 y él y su hermano realizaron en moto los más de mil kilómetros de distancia. Suerte que en La Jonquera la policía de frontera les advirtió que España tocaba a su fin y los hermanos Cabrera pudieron retroceder hasta Ordis, municipio que habían fijado como destino y en el que ya residían inmigrantes bornichos.

El primer trabajo de Juan en Cataluña fue como vendedor de helados en las playas de Lloret de Mar. Allí conoció la distancia y diferencias que existían con respecto a la sociedad y limitaciones de nuestro pueblo.

También trabajó en una imprenta, aun ejerciendo ya de Guardia Civil, pues era necesario un segundo sueldo para sacar adelante su familia, la cual había formado con una extremeña que sigue siendo su compañera. Juntos cumplirán pronto las bodas de oro.

A pesar de sus cincuenta años fuera de Bornos, Juan lleva su pueblo muy bien fijado en su recuerdo y no hay día que no piense en él de un modo u otro. Puedo confirmar que su memoria es un privilegio, un auténtico tesoro, y nunca sabré agradecerle lo suficiente lo mucho que me aportó y documentó sobre el Bornos de la mitad del siglo XX.

Prueba de su bornichismo la encontramos en sus pioneras acciones para la celebración del I Encuentro de Bornichos en Cataluña y la posterior fundación de la asociación. Juan se desplaza con gusto desde Salt, donde vive, hasta Sant Celoni siempre que celebramos reuniones u otras acciones. Es una pilar clave dentro de la junta directiva y todos sus compañeros disfrutamos mucho de su sabiduría y amistad.




Felicidades, paisano, larga vida a Juan Cabrera.

José Bermúdez

No hay comentarios: