¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

30 jun. 2013

¿REBOSA DE ALEGRÍA CUANDO LLEGA CARNAVAL?



Hace unos años, en una de aquellas tristemente desaprovechadas reuniones, un gran carnavalero de Bornos hizo una confesión que, a mi modo de entender, defendía la actitud perfecta para representar la fiesta. Empleó la frase “yo del carnaval sólo sé que me gusta”. Fue una sentencia que devolvió la humildad a la discusión que se había generado. Yo la hice mía,  perseguí identificarme con aquella expresión, y desde entonces la he empleado en alguna que otra ocasión. Pensar que se es experto en algún campo invalida la voluntad de seguir aprendiendo del mismo y deriva en un peligroso anquilosamiento. 

Nadie lo sabe todo del carnaval, pero todos tenemos una idea de la fiesta y se nos ocurren proyectos para intentar mejorarla o actualizarla. Darles cabida y valorarlos es una tarea interesante y necesaria. Copiar modelos exitosos, y fácilmente aplicables, de otras representaciones lúdicas no debe entenderse como una traición a la tradición; más bien como un saneamiento de la misma.

Porque se lo oí decir a carnavaleros más veteranos que conocieron épocas pasadas, me atrevo a admitir que el carnaval de Bornos padece un gradual distanciamiento por parte de los bornichos sin que nosotros seamos los causantes de tal desapego. Nos movemos llevados por la marea social y ésta ahora no es la misma que hace un par de décadas. El cambio generacional implica además una transición que se desarrolla desorientada. En el Bornos de finales de los ochenta y durante buena parte de los noventa nuestro carnaval, inevitablemente gaditanizado ya, gozó de una fantástica salud porque el grueso de la población residía siempre en el pueblo y ello facilitaba una mayor implicación. La juventud descubría una fiesta que había casi desaparecido y que despertaba de nuevo. Existía mayor unidad porque el cosmopolitismo y las mejoras económicas no habían llegado aún; la oferta y posibilidades no eran las actuales y por eso se aprovechaban y disfrutaban al máximo las celebraciones locales.

A buena parte de la juventud bornicha actual, protagonista o heredera  de la bonanza adquisitiva de ladrillo malagueño por un lado, o deseosa de emplear la ciudad y carrera universitarias para explorar otros horizontes por otro, no le seduce el carnaval.  Es consecuencia de la limitada situación local, que obliga a desplazarse para alcanzar cualquier objetivo. Por tanto, intentar mantener un modelo de carnaval que los nuevos tiempos no admiten es un error.  Hay que adaptarlo, reinventarlo.

Creo que no tiene sentido conservar la celebración durante tres fines de semana; no hay gente ni programa para nutrir con una agenda atractiva tanto tiempo. Habría que reducirlo a dos; apertura con el domingo de morcillá y clausura siete días después con la cabalgata. Nuestro carnaval no tendría un desarrollo tan repetitivo.

También pienso que es posible, aunque no inmediato, lograr una mejor y mayor implicación de los vecinos. Un exitoso proyecto que he conocido aquí y que pienso se podría adaptar a nuestro carnaval es el que llevaron a cabo en la Festa Major de Sant Celoni con la rivalidad Senys y Negres. La población aprovechaba esos días festivos para irse de vacaciones y el municipio, en su celebración mayor, lo padecía. Idearon, para combatir tal éxodo y tomando prestada la iniciativa de Granollers, que los ciudadanos se reuniesen en dos grupos que, en constante competición, adornasen el pueblo y realizasen pruebas de todo tipo durante el transcurso de la Festa Major. Otorgarles protagonismo y ofrecerles la posibilidad de construir y disfrutar. Yo he admirado maravillado algunas calles de Sant Celoni engalanadas con material reciclado durante esos días.

Si bien es cierto que este modelo no puede trasladarse tal cual a nuestro carnaval, la idea de completar la agenda de nuestra fiesta logrando el compromiso del mayor número posible de vecinos, compensándoles con una garantizada diversión, es muy esperanzadora y no deberíamos desaprovecharla.

Y por último, considero urgente una mayor incitación carnavalera a los niños. Grandes maestros como Jorge Garrido y Manuel Lozano han realizado una importantísima labor, pero no sólo los colegios deben preocuparse de esta educación. El ayuntamiento debe facilitar medios y espacios para fomentar esta afición.

Yo del carnaval sólo sé que me gusta, y tanto es así, que hasta me preocupa.

José Bermúdez

29 jun. 2013

ESOS BORNICHOS SINGULARES.



Hace algún tiempo que estoy queriendo contar lo que vi y oí de unos personajes  muy  singulares que coincidieron en el tiempo en  Bornos  durante mi niñez.

Lo hago a petición de mi gran amigo José Bermúdez. Persona muy interesada en todo lo que tenga que ver con la historia, personajes y anecdotario de Bornos.

Como digo, lo cuento como lo viví. Si alguien conoce algo más  sobre estas personas  que amplíe lo contado por mí, que lo cuente en el blog,  siempre será de agradecer. No  soy historiador ni nada que se le parezca.

Personajes todos ellos maltratados por la vida, pero de una dignidad  y orgullo personal extraordinario. O al menos, eso me parecía a mí por el comportamiento que tenían en el pueblo. Muy pobres, pero que se hacían respetar por todos.

Los  citaré  por el nombre o apodo con el que yo los conocí, no conozco sus nombres y apellidos.

Laureano "el coco",  "Julio",  "el caracaco",  "la porropona ",   "Sarturnino"  y el gran  "Martita " .  

* Laureano el  COCO: Por lo que se decía en el pueblo, era un gran  albañíl. Hombre al que a pesar del aspecto de su ropa, era extraordinariamente celoso de la limpieza de sus zapatos (aunque estuvieran rotos) y de su peinado (siempre tirado para atrás brillante). Se peinaba continuamente con un peine que llevaba en el bolsillo de su chaqueta.  Persona de muy buen trato y muy educado.  A mí me hubiera gustado llegar a saber qué aspecto de su vida lo llevó a ese estado de indigencia. Su casa fue el depósito de agua abandonado que había al lado de la fábrica de don Hilario.

* JULIO " el pregonero" :   Hombre  muy "quisquilloso",  pero de un gran sentido de servicio a las gentes que por un motivo u otro le pedían favores de  recadería,  además de su honradez . Pregonero oficial del pueblo. Lo recuerdo dando voces por las esquinas anunciando el pescado y los precios  que había en la plaza de abastos  que estaba en el rincón  frente del juzgado  (hoy aparcamiento de coches). Al igual que Laureano, era inquilino del depósito de agua, eran vecinos.

* " LA PORROPONA" :  No conozco el origen ( poco elegante ) de su mote. Sólo recuerdo a  aquella mujer con su inseparable cántaro de agua en la cadera y su roete en el pelo, siempre hablando sola y murmurando (ahora me recuerda a Penélope, de la canción de Serrá). Era repartidora de agua a las casas desde las fuentes públicas (no había agua dentro de las casas).
Así se ganaba la vida. No tenía ni marido ni hijos, no sé si alguna vez los tuvo. Recuerdo como los niños del barrio nos metíamos con ella llamándola a voces por su mote, y nos contestaba con  su " sinvergüenzas", pero el día que pasaba por nuestros lado y no le hacíamos caso porque estábamos distraído con el juego, se plantaba delante de nosotros y nos decía:  ¿ hoy no me dicen ustedes nada sinvergüenzas? Nos echaba de menos. Vivía en la calle colegio.

* SATURNINO: El hombre que echaban de menos todas las mujeres. Hombre hábil con los "cacharos de la cocina",  lo mismo le ponía a un perol un fondo nuevo,  como a una olla una soldadura para taparle una picadura, o  arreglar las varillas de los paraguas. Se decía que al pueblo donde menos iban los chatarreros nómadas gitanos era a Bornos  por vivir allí Sarturnino.
Vivía en la esquina de la calle Laurencia con la calle Luna.

* El gran " CARACACO" : ¿Hay quien dé más? Éste es un personaje muy especial. Sin ánimo de ofender y con todo el respeto del mundo para él. Su fisonomía era la más viva expresión de que Darwin llevaba razón en su famosa teoría.
Era el personaje mejor enterado de todo lo que ocurría en el pueblo, sobre todo, asuntos de faldas. Sabía quién se acostaba con quien ,a qué hora y en qué lugar.
Además, era de esas personas por las que parece que nunca pasa el tiempo. Yo lo conocí casi desde que nací  y cincuenta años después, lo veía igual.
Con su carro de mano era el gran transportista urbano de Bornos. Pero como digo, respetado por todo el mundo. Y a todo el mundo él le tenía su particular apodo. A mi cada vez que me encontraba con él me decía  " el maldito  calderero" una estrofa de una canción de Manolo Caracol.


* Y sobre todo, el grandísimo  "MARTITA":  Martita era maricón ( como a él le gustaba que le llamaran)  no tenía ningún pudor ni complejos porque así le llamaran .Creo  que sería el primer maricón (seguiré llamándoles como a él le gustaba , la palabra homosexual  entonces  no existía) que "salió del armario" en toda la provincia de Cádiz.
Imaginaros la valentía que se había de tener en los años cincuenta -sesenta para hablar abiertamente de tu condición homosexual en cualquier sitio en aquella sociedad del nacional-catolicismo donde la guardia civil te pegaba una paliza por  cazar un conejo para darle de comer a tus hijos. 
Con el tiempo, supe que la guardia civil lo había "molestado"  en muchas ocasiones pero él nunca renegó de su condición. Al final de sus años, lo dejaron tranquilo.  ¡¡ Cuanto hubiera disfrutado esta persona si como ocurre hoy, hubiera visto casarse a los de su condición!!

Cada mañana, a primera hora,  recorría las calles de Bornos  vendiendo ablandaos de la panadería de Diego el de la hoces ,con su roete de tela en la cabeza para amortiguar el peso de la cesta donde llevaba los ablandaos , metiéndose hasta el último rincón de las casas de vecinos  cantando coplas flamenca (cantaba muy bien) ¿ Os podéis imaginar que te despierte a las siete de la mañana una voz afeminada cantando por Concha Piqué? Una figura pequeña y delgada.  Así recuerdo yo a Martita cuando entraba en mi casa en la calle Veracruz.

Era un personaje con un sentido del humor algo fuera de serie, Nunca se enfadaba, lo que demostraba gran sabiduría. Si los niños nos metíamos con él, siempre tenía palabras para hacernos  entender que aquello no estaba bien y terminaba  haciéndonos reír.

De una pulcritud extrema. Casi siempre vestía ropas  blancas.
Eran famosas sus caricaturas carnavalescas en todo el entorno de aquellos pueblos   (Arcos, Villamartín, Espera) de donde venían gentes expresamente a ver a Martita. Era un personaje de esos que nunca dejan diferente a nadie. 

En los días de verano, se sentaba a la puerta de su casa siempre rodeado de varias mujeres y él era el centro de todo.

Fue muy famosa su frase de "si todos los maricones de Bornos llevaran una  lucecita  en el culo, Bornos sería siempre como una feria”. Supongo que hablaba con conocimiento de causa.
Vivía en la calle "los sotos"  enfrente del zapatero Barreto.

Seguro que este gran personaje tendría muchas más historia que yo no conozco , por eso digo al principio que si alguien conoce alguna faceta más de él, las cuente en el blog.
Siempre es bueno recordar a personajes con los que convivimos en algún momento y que los más jovenes las conozcan también.

Un abrazo a todos.

Perico Calderero

26 jun. 2013

BORNOS, CIUDAD DE FUTURO.

¿Os acordáis que os hablé de mi amigo que quería bajar a Bornos? Creo que decirle que allí hay bares con la cerveza a 1 euro no acabó de seducirle.

Pero ayer volví a conseguir que se enamorase de nuevo de nuestro pueblo. Lo traje a casa y aquí degusto varios embutidos de nuestro pueblo con un buen “ablandao”, le enseñe fotos y hasta le mostré una de las antiguas capachas de palma que conservo elaborada a mano por un paisano. Mientras mira las fotos lo oigo decir: “ Uff, esto sí que es un pueblo con futuro y posibilidades”.
Perplejo me quede al oírle decir eso y le pedí que se explicara. Su razonamiento fui el siguiente: “Donde nada hay hecho…………. Hay de todo por hacer”. Fui corriendo por papel y lápiz y le pedí que nos pusiéramos a hacer.

Me dijo que crecer no es sólo crear algo nuevo. También es perfeccionar, innovar y explotar los recursos que ya tienes, y Bornos tiene muchos recursos. Y para eso es fundamental formar a los niños. Me preguntó sobre las actividades extraescolares que los colegios en Bornos organizan y las piernas comenzaron a temblarme pensando en cómo acabo la conversación la última vez que me hizo preguntas sobre mi pueblo. Le informe de mi desconocimiento en este tema y que suponía que si había actividades extraescolares serían algo de inglés, música ... Y me propuso algo genial. Solicitar a los colegios que entre las actividades extraescolares se organizasen cursos sobre elaboración artesanal de quesos y embutidos. Quizás algún niño descubra aquí un ofició y termine creando un queso de elaboración bornicha como ya han hecho otros municipios vecinos con un resultado increíble.

El Ayuntamiento, claro está, también debe de participar en estos asuntos. Le comente muy orgulloso que tenemos una gran escuela taller en Bornos que forma a jóvenes. Se alegró de oír esta noticia y me participo la idea de que se crease en la escuela taller cursos artesanos (cestería, alfarería, forja, joyería…). Son oficios que tal vez para Bornos tendrían poca producción, pero que podrían tener una gran producción fuera. Muchos pueblos viven de exportar fuera la cerámica o sus cestos de mimbre y palma.

Y por qué no, me comento también, hacer que los hosteleros se impliquen. Tal vez podrían hacer algo para formar a jóvenes hosteleros en la elaboración de vinos, licores y cervezas. ¿Os imagináis en un futuro un vino con el nombre de Bornos ( y original del pueblo, no como el de “palacio de Bornos”) o una cerveza que se llamase “la rubia bornicha”? Sería genial.

Tras esta primera avalancha de ideas yo miraba a mi amigo con la boca abierta y él reía. Me traslado una opinión que todo los bornichos tenemos.  Pensamos sólo en crecer con negocios familiares a pequeña escala, sólo para el municipio. Y aunque eso está bien, también tenemos que aprender a crear negocios de puertas hacia fuera. Producir en Bornos para ofrecerlo fuera. Tenemos algo muy importante que se nos ha sido otorgado por gracia geográfica y que se llama “marca – Sierra de Cádiz” y eso hay que aprovecharlo.

Ya veréis como al final mi amigo termina bajando a conocer Bornos.

Pedro J. Parra

SANCIONADOS DOS MENORES POR ROMPER PARTE DEL CERRAMIENTO DE MADERA DEL CAMPING DE BORNOS.

El Ayuntamiento de Bornos ha finalizado un procedimiento sancionador contra dos vecinos menores de edad de Bornos y Coto de Bornos respectivamente, por romper parte del cerramiento de madera y ladrillos que rodea la zona de acampada del embarcadero de Bornos.
 
La Policía Local emitió una denuncia contra los dos menores el pasado 9 de abril por incumplir la normativa de Ordenanza municipal de Seguridad y Convivencia ciudadana al deteriorar los equipamientos e instalaciones de los servicios públicos en el citado lugar.
 
Según los servicios técnicos de este Ayuntamiento los destrozos están valorados en 1270 euros, ya que se han generado daños irreversibles en un tramo del vallado del área de acampada de la zona del embarcadero citada, sufriendo daños en las pilastras y desprendimiento de las traviesas.
 
Por las infracciones administrativas se le impone una multa de 750 euros a cada uno de los menores más los costes de los daños causados por valor de 1270 euros.
 
El alcalde, Juan Sevillano, considera que “se trata de una medida ejemplar para que los vándalos de la localidad se piensen bien las consecuencias que les pueden acarrear el atentar contra el mobiliario urbano de su pueblo. “no podemos consentir que sigan destrozando nuestro pueblo con actos vandálicos de este tipo y en el caso de menores tanto ellos como sus padres deben comprender que debemos cuidar nuestro patrimonio y mantener una convivencia armónica”.
 

25 jun. 2013

CARTA DE LA ASOCIACIÓN PER-AFÁN A LA ASBOCA.

       

Asociación de Discapacitados
Físicos, Psíquicos, Sensoriales y Orgánicos

Avda. Cauchil nº29, 11640 (Cádiz) Tlf 648264569
e-mail: perafan.bornos@gmail.com
CIF: G-11854940



Bornos, a 5 de junio de 2013

Estimados representantes bornichos en Cataluña.

   Por medio de la presente queremos hacer patente nuestro enorme agradecimiento por su valiosa colaboración al acordarse de nuestra asociación y poder exponer en nuestro centro la exposición fotográfica. El acto ha sido acogido por nuestro pueblo con gran entusiasmo y nos ponemos a vuestra disposición para futuros actos que deseen realizar con nosotros.

   Sin otro particular, queremos expresarles nuestro más profundo agradecimiento, un saludo.


Se despide atentamente  

ASOCIACIÓN PER-AFÁN