¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

23 jul. 2013

El díscolo Pedro de Luna , Benedicto XIII o el " Papa Luna ".

Recientemente, en una de mis visitas a las localidades  castellonenses  con cierto relieve cultural o turístico  visité la ciudad de Peñíscola, bien conocida por su castillo,  ciudad donde también se rodó  esa  gran película de Charlton Heston, o última residencia  y lugar de fallecimiento el 23 de Mayo de 1423  del  díscolo  Pedro de Luna,  Benedicto XIII "  El Papa Luna " , quien después de prometer y no cumplir  fue destituido como hereje impenitente.
 
 
 
Aquí, en lo que fuera su fortaleza, el gran castillo  de Peñíscola se alza su esfigie. Tal vez  por  su mala trayectoria como  Vicario de Cristo   sólo está expuesta  la parte  superior de su cuerpo.
 
Saludos a todos
 
Juan Cabrera.

22 jul. 2013

TAN CERCA Y TAN LEJOS DE CATALUÑA



Estimados amigos:

Últimamente  estoy un poco retraído en la exposición de  comentarios en nuestro blog " bornichos en  Catalunya ".  Ello no es debido a que me he olvidado  de la asociación  sobre la que  entra en mi orgullo ser uno de sus fundadores, no, sino más bien a un cambio de vida que me  absorbe mucho tiempo en actividades de ocio en general, sobre todo la playa, ahora en verano suelo ir muchos días; también ocupa este espacio los paseos vespertinos  y la cervecita con la tapa en alguna terraza. Y también, ¿cómo no?,  estoy aprendiendo a moverme un poco entre bachata,  salsas y merengues.

Hace unos días, cuando en uno de estos paseos  por el centro de Castellón  de la Plana  observé  cómo,  estando tan cerca de Cataluña  en algunas cosas, nos encontramos tan lejos en otras.

Toros sí, toros no. Y que conste  que yo en este tema  ni estoy a favor ni estoy en contra, pero sí considero que  los toros de lidia forman parte  de nuestra cultura y eso aquí en la citada ciudad de Castellón no se ha olvidado. Y para  demostrar aquel tópico de que vale más una fotografía que mil palabras, aquí expongo esta fotografía que capté en un parque situado muy cerca de la plaza de toros.  Según este monumento, ¿ alguien    podría establecer la diferencia que existe entre la ciudad de Tarragona, muy cerca de Castellón  y la de este monumento en pleno centro de la ciudad castellonense?



Señores, os recuerdo mucho y os envío un fuerte abrazo.

 Juan Cabrera

21 jul. 2013

Mejoras tecnológicas para el polígono Cantarranas



El Ayuntamiento en colaboración con el IEDT de la Diputación y la Confederación de Empresarios, han llevado a cabo el proyecto de mejora de la infraestructura tecnológica en el Polígono Cantarranas. El mismo permitirá ofrecer servicio como conexión a banda ancha, videovigilancia e iluminación inteligente, además de crear una plataforma de gestión TIC.

13 jul. 2013

EL PARTICULAR BORNOS DE ANTOÑITO MEMEGÜELA I

Se queja el viejo Memegüela que en los diferentes mentideros bornichos digitales, los cuales celebra todos, nadie ha recordado aún a aquellas tres hermanas forasteras que durante un tiempo vivieron en nuestro pueblo. Le extraña que el misterio que las envolvía y la peculiaridad de su apariencia no hayan sido motivos para otro episodio textual del pasado pancipelao.


Me cuenta Antoñito que estas señoras marcharon tal y como llegaron. Nadie pudo asegurar jamás el donde: ni la procedencia ni el destino. Alega que no eran antisociales, más bien lo contrario; eran extrovertidas de un modo exagerado. Sobre todo con los vecinos varones, a los que pretendían sin distinción ni prudencia. Solteros y  casados, humildes y medio pelo, no hacían excepción ni para confirmar la regla. Pero, pobres ellas, nunca se les vio del brazo de un hombre… Al menos de un hombre bornicho.


Siempre vestían de negro justificando una viudez que todos ponían en duda. No por la coincidencia de sufrir tamaña desgracia tres hermanas de relativa juventud, sino por lo poco agraciadas que eran. “Feas para girar la vista” en palabras de Antoñito. Ante aquella completa inexistencia de hermosura las identificaron como la Postilla, la Mosqueta y la Cebaúra.


Contagiadas del pazanteo, gustaban del chismorreo ajeno pero no soltaban prenda del propio. Sobre su procedencia e historia se generó un sinfín de versiones, pero todas fruto de la invención y la más enfermiza curiosidad. La más extendida relataba que repasaban pueblos en busca de consorte y que Bornos sería otra estación de paso. A mí me cuesta creerlo; si en nuestro pueblo la burra de Matajaca se convirtió en icono sexual y hembra requerida, ¿cómo es posible que no existiese una maceta para tales…? En fin, no pongo en duda la palabra de Memegüela; cierto es que nunca tuve que llamarle mentiroso.


Llegaron a pedir asilo carnal a las viviendas de puertas siempre abiertas del Barrio de las Perchas. Estaban dispuestas a servir allí incluso sin cobrar, pero temerosa de ver peligrar su negocio, la doña no las admitió


No gustaban del alcohol ni eran dadas al caliqueño y eso lo padecían quienes se cruzaban con ellas, pues los olores del vino y el tabaco hubiesen paliado aquella peste alérgica que desprendían. ¡Cómo celebraron los vecinos más próximos la marcha de las tres! Ya no tendrían que quemar más romero en los corrales…


Caminando cogieron carretera (manta no se les vio), pues nadie se atrevió a llevarlas y dineros no querían gastar en transporte. “Agarradas como una pelea de pulpos también eran”, compara Antoñito.



José Bermúdez

8 jul. 2013

HISTORIA BORNICHA DE IFNI

Manuel Jorques Ortiz publicó en 2011 el libro Historias secretas de Ifni. Hablan los soldados, una memoria personal de muchos de los jóvenes españoles que participaron en aquella contienda. Uno de ellos fue bornicho, Antonio Moreno Armario, que reside actualmente en Sant Celoni y cuya familia está muy ligada a la Asociación de Bornichos en Cataluña. Añadimos a continuación las seis páginas que el citado libro dedica a Antonio. 







4 jul. 2013

SAN LAUREANO Y LA PESTE



En 1649 toda España cedió al azote de la peste. Cada día morían centenares de personas en los diferentes pueblos y ciudades de nuestro país, nada podía detener lo que todos pensaban que era un castigo divino. En la provincia de Cádiz, unos de los pueblos que más sufrió los envites de la peste fue Bornos. Solo en un día, el 24 de julio de ese mismo año, murieron 50 personas en el pueblo. Tan escaso era el número de habitantes por aquella época, que todo apuntaba a la desaparición de Bornos. 

Los bornichos rogaban auxilio divino. Acudían con frecuencia a las iglesias para implorar al cielo. Cuentan que los monjes de Convento de San Jerónimo decidieron sacar a la calle la imagen del Cristo del Capitulo. Durante todo un día lo llevaron en unas andas y procesionaron por todas y cada una de las casas de la villa, visitando a enfermos y transmitiendo alivio y esperanza. Desde aquel día, un cuatro de julio de 1649, día De San Laureano, no hubo más muertes a causa de la peste. Es por eso que los habitantes de Bornos celebramos desde aquel día  la fiesta en honor a nuestro patrón, recorriendo las mismas calles que hace casi 370 años recorriera el Cristo del Capitulo para salvar a los bornichos. 


San Laureano es un santo católico de la época visigoda que fue según la tradición obispo de Sevilla desde el año 522 al 539. Murió tras sufrir martirio en la ciudad francesa de Bourges en el 546.

San Laureano nació en Hungría, hijo de padres nobles pero paganos. Durante su juventud un pariente católico lo retiró ocultamente de sus padres y lo trasladó a Milán, donde se convirtió al cristianismo. Se dice de él que en la flor de la juventud era "esmerado en la abstinencia, liberal en las limosnas, trasnochante en las vigilias, continuo en las oraciones, frecuente en los ayunos, solícito en recrear a los pobres, modelo en sus palabras, mitigado en la ira y singularísimo en la hospitalidad". 

Huyendo de los herejes arrianos, se trasladó a Sevilla, donde en el 522 es nombrado obispo de la diócesis en sustitución de Máximo. Permanece en este puesto durante 17 años hasta el 539.

En el 539 deja Sevilla, trasladándose primero a Marsella y después a Roma donde se entrevista con el Papa Vigilio. Es perseguido y capturado por Totila el rey de los Ostrogodos, seguidor del arrianismo, que le da muerte en la ciudad francesa de Bourges el día 4 de julio del año 546 y ordena que lo decapiten, mandando su cabeza a Sevilla, la cual cuando llegó a la ciudad la libró de la peste y el hambre que padecía según el mismo había profetizado antes de morir.


SANTIAGO SIERRA BARCIA