¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

13 dic. 2011

LAS PRIMERAS ENTIDADES ANDALUZAS EN CATALUÑA.

Dice el diccionario de la lengua española en una de sus acepciones que andalucismo es “el amor o apego a las cosas características o típicas de Andalucía”. Según esta definición podemos establecer que la gran mayoría de los andaluces en Cataluña son “andalucistas”. Y por esta misma lógica creo que deberíamos crear y patentar la palabra “bornocismo”,  pues día a día no hay bornicho que no demuestre su amor y apego por las cosas características y típicas de Bornos. Lástima que este apego lo tengamos que demostrar desde lejos, como tantos gaditanos y andaluces emigrantes.

Datos de la emigración andaluza a Cataluña
Andalucía ha vivido a lo largo de su historia muchos fenómenos de inmigración o de emigración. El último gran movimiento migratorio que se ha dado en Andalucía ha sido en el siglo XX, especialmente concentrado en poco más de una década, la de los 60 y primeros 70. Hasta 1981, casi dos millones de andaluces, nacidos en Andalucía, residían fuera de su Comunidad. De ellos, 1.600.000 residían en otras Comunidades españolas. De éstos, la mitad (850.000) residían en Cataluña, llegando a representar el 15% de la población de la provincia de Barcelona o casi el 12% de Girona, y subiendo considerablemente ese porcentaje en poblaciones como Sta Coloma de Gramanet, Cornellá y Hospitalet.
En 1975, de los 282.000 habitantes de esta última población, 50.000 habían nacido en Andalucía, y de ellos, 34.730 habían llegado a Hospitalet entre 1960 y 1975.
En 1981, 101.743 almerienses, 42.264 gaditanos, 151.905 cordobeses, 164.563 granadinos, 29.429 onubenses, 151.837 jienenses, 77.633 malagueños y 105.029 sevillanos vivían en Cataluña.
Según el censo de 1991, 863.837 personas nacidas en Andalucía vivían en tierras catalanas. De ellas, 712.816 en la provincia de Barcelona; 65.324 en la de Gerona; 25.189 en la de Lleida y 60.508 en la de Tarragona.

Los difíciles años 50.
A partir de 1950 se empieza a producir un fuerte goteo de emigrantes andaluces a Cataluña. Este aumento de la emigración “descontrolada” causa problemas tanto a los terratenientes que se van quedando sin la gran reserva de mano de obra barata, como de “estética” y salubridad que produce la gran avalancha en poco tiempo de emigrantes que llegan a las grandes ciudades como Barcelona instalándose en barracas. Ante ello, las autoridades reaccionan limitando el principio vigente de la libertad de residencia a aquellos inmigrantes sin trabajo o desprovistos de medios de subsistencia. El 6 de octubre de 1952, el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona publica una circular del gobernador civil de Barcelona donde se dan instrucciones para que “ Por los señores alcaldes, Jefe superior de Policía, Comandantes de puesto de la Guardia Civil y Comisarías locales existentes se impedirá en lo sucesivo la entrada y subsiguiente permanencia en sus respectivos términos municipales de aquellas personas que por no tener domicilio tuvieren que recurrir a la vivienda no autorizada debiéndolos remitir a este Gobierno civil para su evacuación”
Son años durante los que muchos andaluces que llegaban a Cataluña eran detenidos y devueltos a sus pueblos, previo paso por el Pabellón de las Misiones de Montjuic, que era el Centro de Clasificación de Indigentes del Ayuntamiento de Barcelona.

 Pabellón de las Misiones de Montjuic.

Las primeras entidades andaluzas en Cataluña.
Unos de los detalles, que como he dicho antes, caracteriza a los andaluces, al igual que a los bornichos, es el luchar por nuestro pueblo, aunque estemos lejos. Y en cuanto aparecieron los primeros grupos establecidos de andaluces en Cataluña, aparecieron también las primeras asociaciones y entidades andaluzas en Cataluña. Al igual que hoy nuestra Asociación de bornichos en Cataluña, los andaluces siempre se han afanado en unirse para no perder sus raíces.
Y por eso aquí quiero hacer referencia a una serie de entidades Andaluzas, que en épocas diferentes y circunstancias diversas, han contribuido de una u otra forma a mantener la llama viva de la cultura andaluza en  Cataluña. Por  supuesto que no son las únicas, pero sí las más significativas por su incidencia y por ser de las primeras entidades creadas en Cataluña.

1.- La Casa de Andalucía en Barcelona:  (www.casadeandaluciabcn.com)
La Casa Regional de Andalucía en Barcelona se funda el 22 de marzo de 1969 pasando a denominarse Casa de Andalucía en Barcelona a partir de octubre de 1985. La sede actual se encuentra en C/ Santa Engrácia N. 68, de la ciudad condal.
Poco después de su fundación publica una revista con el nombre de “Casa de Andalucía, boletín mensual informativo”. El primer número sale en agosto de 1969. Entre sus promotores se encontraban funcionarios “adeptos al régimen”, su directiva  la ocupaban personas con grado militar y personas de ideología de ultraderecha.
Ya en 1977, librados del personal del régimen franquista, a finales de año, la Casa de Andalucía fue el centro neurálgico desde donde se organizó el primer Día de Andalucía, que en Cataluña se convocó singularmente y a diferencia de las ocho provincias como Día Nacional del País Andaluz. Desde este momento, la Casa nace con vocación de ser la portavoz de todos los andaluces en Cataluña, abriendo sus puertas a la integración de las demás entidades andaluzas.
En la actualidad podemos decir que se encuentra sumergida en un letargo que no se merece, pues llego a ser una de las entidades referentes del andalucismo en Cataluña.

2.- El centro Andaluz Blas Infante de Barcelona.
En 1975 se funda en Barcelona una asociación con el nombre de Centro Andaluz en Cataluña. Es una asociación atípica porque además de propagar y extender la cultura andaluza, quiere luchar por las justas reivindicación de nuestro pueblo. Y se declara político y multipartidista, para aglutinar todas las tendencias. Por lo tanto, nace con una clara intencionalidad política.
A partir de 1977 aunque su vocación política inicial era multipartidista, su inclinación socialista se acentúa. Poco después de esa declaración de principios la asociación adopta el apelativo de “Blas Infante”, pasándose a llamar Centro Andaluz Blas Infante en Cataluña.
Tan marcado llego a ser su carácter político, que en 1985, tras la salida de sus miembros más destacados al PSC y a otros partidos, el Centro prácticamente deja de funcionar hasta que años después la propia Junta le da de baja por falta de actividad.

3.- La Casa de Andalucía en Mataró. (www.casadeandaluciamataro.blogspot.com)
Se funda en 1976. Es el típico caso de un centro andaluz que se crea en las postrimerías del franquismo por personas que, con una ideología que podríamos calificar de “centralista”, simplemente añoran su lugar de procedencia y realizan actividades andaluzas. Está ubicada en un barrio periférico de Mataró que ha crecido con la emigración, principalmente andaluza. La entidad impulsa las actividades típicas de Andalucía, como las romerías, cuadro de baile andaluz, ferias, etc.
Entre sus actos, de claro carácter andalucista, podemos destacar la celebración del 4 de Diciembre como Día Nacional de Andalucía, siendo hoy la única entidad que lo sigue celebrando.

4.- Almenara. (www.andalucia.cc/almenara)
Durante el año 1985, algunas personas vinculadas a Andalucía a través de los centros andaluces existentes entonces en Cataluña, vieron la necesidad de crear una asociación diferente que se saliera de los tópicos y estereotipos que las Casas y peñas seguían manteniendo con respecto a la cultura andaluza y tratar así de aglutinar en ella a ese sector de andaluces que pensaban que aspiraban a otras vivencias culturales además de las puramente folclóricas.
Con la premisa de este doble compromiso, los promotores de la idea, se ponen en contacto con una serie de porfesional liberales, escritores, artistas, empleados, empresarios, etc. Fruto de esos contactos nace una nueva asociación con un nombre diferente: ALMENARA (del árabe al-manar: lugar de la luz. En sentido figurado: Vigía de la identidad andaluza. Es decir: asociación que está vigilante del respeto y dignidad de la Identidad de Andalucía y de los andaluces residentes en Cataluña)
Se registra oficialmente en la Generalita de Cataluña el 5 de junio de 1986.
Almenara no es una asociación radicada en una población concreta sino que, aunque tiene su sede social en Barcelona, sus socios se  reparten por la geografía catalana e incluso en la propia Andalucía.
En 1988, Almenara creó el premio Gerald Brenan como reconocimiento a todas aquellas personas o entidades no nacidas o no radicadas en Andalucía, que hubiesen efectuado alguna aportación notable a la cultura o valores andaluces.
Para Almenara, el habla andaluza constituye uno de los símbolos esenciales de la identidad de Andalucía y, por consiguiente, ha tenido un hueco importante entre sus reivindicaciones y actividades.



Los datos expuestos en este artículo han sido obtenidos de:
“El ideal de Blas Infante en Cataluña” de Francisco García Duarte.
Revista digital “Identidad Andaluza”.
Sociedad Cultural Andaluza ALMENARA.
Evolución de la población española en el siglo XX. 2 vols. Fundación BBVA


ASOCIACIÓN DE BORNICHOS EN CATALUÑA – Pedro J. Parra.

No hay comentarios: