¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

26 ene. 2012

ANÉCDOTA BORNICHA

Paisanos, os contaré una anécdota bornicha.

Hace casi sesenta  años, cuando yo tenía siete u ocho, y en años  posteriores, venían al convento de clausura de las monjas  ( creo que eran de la orden Clarisas) cada tres o cuatro meses, tres o cuatro frailes jóvenes y de buena presencia con unos hábitos marrones y un cordón gordo y blanco  alrededor de la cintura. Según decían, eran los que venían a confesar a las monjas, se pasaban cinco o seis días confesándolas, cada día  daban un paseo por el pueblo   .En aquella época, habría en el convento doce o trece monjas, o sea, que cada fraile tenía que confesar a tres monjas cada uno en cinco días,    mas o menos,  no creo que le costará mucho dejarlas a todas confesadas. 

La cosa fue, que un día estaba yo jugando a la pelota con otros niños en aquella  plaza  delante del convento  y  mi madre me empezó a llamar desde la esquina de la calle colegio, donde vivíamos , para que le fuera a un "mandao" pero yo seguía pegándole  a la pelota,  en el momento que  pasaban para el convento aquellos frailes,  y uno de ellos,  se fue hacia donde estábamos jugando, cogió   la pelota ,  nos quedamos todos parado y pregunto a voces " quién se llama perico"  ,  en fin,   me cogió por una oreja ( ahora ya sabéis porqué de mi antipatía a los curas )    y me llevó a donde estaba mi madre, todavía me duele la oreja.

Habrá todavía muchas personas que se acuerden de la visita de estos frailes a Bornos. 
Lo cierto, es que eran bastante simpáticos con los niños,  el que me dio el tirón de oreja al día siguiente me dio un caramelo, así que tuve que "perdonárselo".

Otro día más cosas.

Lo de la antipatía a los curas es broma. No se le puede tener antipatía a ningún cura que solo se dedique a predicar " su evangelio"  a sus feligreses.

UN ABRAZO PAISANOS  

Perico Calderero                   

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sí, Perico, yo los recuerdo perfectamente. En Bornos se les llamaba misioneros.

Estos frailes o misioneros, además de atender a las monjas unieron en sagrado matrimonio a muchas de las parejas ( hombre y mujer ) que vivían juntos sin haber pasado por Santo Domingo de Guzmán.

Saludos, Pedro

J. Cabrera

Anónimo dijo...

anonimo dijo
si amigo perico yo estaba trabajando en el bar de navarro y por las tarde venian para que seraran el bar y todos amisa
un saludo luis de sant boi