¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

13 ene. 2012

Entrevista - Cuestionario a Manuel Arias

1) ¿En qué año dejó Bornos para instalarse en Cataluña? ¿Viajó sólo? ¿Qué medio de transporte empleó?
R.- El 14 de diciembre de 1970, una vez finalizado el servicio militar, realizado en Sevilla.
Viajé en solitario en el tren expreso conocido como el “catalán” desde Sevilla y el “Sevillano”, desde Cataluña.

2) ¿Fue la cuestión laboral la principal razón de su marcha? ¿Qué trabajos había desempeñado en Bornos antes de emigrar?
R- Efectivamente, tras haber superado unas oposiciones al cuerpo de funcionarios del Estado, en el servicio de Correos, obtuve plaza en la ciudad de Calella.
En Bornos, había trabajado ya, ocupando una plaza de auxiliar interino, durante un par de años

3) ¿Contaba ya con familia y trabajo en Cataluña o realizó el viaje desconocedor de su destino y futuro?
R- Mi prometida y toda su familia, se encontraban residiendo en Pineda de Mar, desde un año antes.

4) ¿En qué ciudad se instaló? ¿Continúa en la actualidad viviendo allí?
R- Me instalé en Pineda, donde resido en la actualidad, desde hace más de 40 años.

5) ¿Podría facilitar a los bornichos alguna anécdota o recuerdo significativos de aquellos primeros años en Catalunya?
R- Serían muchas las anécdotas en más de 40 años, pero me ceñiré a la que más impresión e impacto produjo en mi y que paso a su relato:
- Contaba yo aproximadamente con unos 20 años de edad, aún me encontraba con mi familia residiendo en Bornos, cuando una tarde me invitó mi padre a acompañarlo a un entierro; había fallecido una mujer muy joven, llamada Hortensia, en la calle Mari Manzano, al parecer, de parto o pocos días después. Dado que se trataba de una
familia muy pobre, se construyó, posiblemente en la carpintería de Juan Ramón, un ataúd de madera con el que darle cristiana sepultura.
Cuando se despidió el cortejo de “pobre”, a la altura de la Resurrección, pude ver a su paso, cómo asomaban restos de las enaguas, entre las rendijas de la base de madera.
Pues bien, cuarenta y dos años después, con motivo de la construcción de mi casa en Pineda, fueron varios los industriales que se ofrecieron para realizar algunas de las faenas de acabados. Un yesero, entre varios, había dejado su tarjeta y presupuesto que finalmente acepté, sin tener otras referencias que las de su profesionalidad y seriedad en su trabajo. A poco de iniciado el trabajo, pude oír su conversación y su acento, pregunté por su lugar de nacimiento y contestó que era de la zona de Jerez, sin atreverse a concretar más su origen; finalmente a mi insistencia me dijo que era de un pueblo llamado Bornos. Al saber que yo también era bornicho, me dijo que a él le llamaban el “niño de la Hortensia”. Un escalofrío recorrió todo mi ser, y una inmensa alegría a la vez.
Sin proponérmelo mi nueva casa ha quedado remozada por unas manos bornichas, una especie de simbiosis, entre una vida joven entregada en origen y el fruto de su vientre que sigue abriéndose camino y luchando por los nietos de Hortensia.

6) ¿Cuánto tiempo transcurrió hasta que visitó Bornos por vez primera desde su marcha a Cataluña?
R- Muy poco, menos de 4 meses, dado que contraje matrimonio, en abril de 1971 y Bornos formaba también parte del recorrido de nuestra luna de miel.

7) ¿En qué calle de Bornos vivía usted antes de su marcha y qué vecinos y lugares significativos recuerda de aquella época?
R- Vivíamos en la calle Pastelería,4 (hoy 6), eran nuestros vecinos, la familia de Andrés Blanco, el estanco, la familia Galván, Acacio, Paco Jurado , etc .etc. Como lugares habituales, el Castillo Palacio de los Ribera, por ser mi último centro de estudio y lugar de trabajo, en la oficina de Correos. La Huerta Larga, lugar de residencia en mi niñez, así como la Estación de ferrocarril y las familias que en ella residían, así como la Fuente del Cañuelo, todas ellas sumergidas hoy bajo el manto azul de nuestro lago.
.

8) ¿Cuál fue su primer trabajo en Cataluña? ¿Desempeñó otros?
R- Como ha quedado dicho, funcionario de Correos en Calella durante algo más de 4 años y empleado de ahorro durante 37 años, en Caja Layetana, hoy Bankia, desempeñando responsabilidades diversas desde auxiliar, interventor y director hasta mi prejubilación en la misma oficina de Calella.

9)¿Formó familia en Cataluña?
R- Sí, efectivamente, con una bornicha, Isabel Blanco, de la que nació nuestra hija Pilar, que a su vez contrajo matrimonio y es madre de nuestra nieta Adriana.


10) Durante todo este tiempo en Cataluña, ¿ha establecido y/o mantenido contacto con otros bornichos emigrados? Si es así, ¿recordaría sus nombres?
R- El contacto ha existido siempre, desde diversas ópticas, Radio Miramar y Andalucía en Cataluña, Casa de Cádiz y Casa de Andalucía; la dirección y realización de un programa de radio, Andalucía Viva, en Radio Calella, durante varios años. Entrevistas a distintos personajes andaluces, M. Ángeles Infante, hija del Padre de la Patria andaluza, a Carlos Cano, nuestro cantautor prematuramente desaparecido; la presentación de eventos culturales que han tenido como referencia primordial, nuestra tierra de origen.

11) ¿Le gustaría regresar a Bornos para instalarse definitivamente allí o es mucho lo que le ata a Cataluña?
R- Aunque será imposible, no recordar ni renunciar a mis orígenes, los vínculos de sangre me atan definitivamente a esta tierra a través de las ramas que se desarrollan ahora en Cataluña.

12) ¿Conserva familia y amigos en Bornos?
R- En Bornos permanecen los tíos Auxiliadora y Juan (coscalo) y sus hijos, así como Antoñita Vda. de Paco Jurado, mi prima, y muchos de los amigos de la etapa de Juicio de Faldas, quienes compartimos extras el verano del 69.


13) ¿Qué diferencias destacaría entre el Bornos que dejó y el actual?
R- Son más mis deseos de futuro, que las diferencias, puesto que no vivo allí. Que la juventud de nuestro pueblo encuentre futuro, sin necesidad, de emigrar, depende en gran parte, de la gente que rige los destinos de Bornos, su provincia y la Comunidad. Gente que ha de servir con honradez, pensando más en lo que pueden ofrecer, estando atentos al presente, aprender de las dificultades para no repetir errores pasados.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante lo del programa de radio "Andalucía Viva" con entrevistas a la hija de Blas infante y Carlos Cano. Imagino que sería imposible tener el audio de la entrevista, ¿no?

Anónimo dijo...

Me encantaría oír ambas entrevistas. Manolo, ¿las conservas? Gran abrazo.

Anónimo dijo...

Muy interesante tu historia, Manolo, y me sumo al interés de nuestros paisanos por oír las entrevistas a tales defensores del andalucismo. Sería fantástico que las conservases y nos las permitieses disfrutar por medio de este blog.

Antoñito Memegüela