¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

26 abr. 2012

MEDIO SIGLO, DOS ÉPOCAS (3ª parte)

La  abundancia que nos hizo pobres.

Como ya relataba yo en  las dos partes anteriores de este relato,  " Medio siglo, dos épocas ",   los españoles,  y  mayormente los políticos,  que creíamos  que la bonanza   económica  aparecida   por la expansión  de   la construcción era indefinida  nos  pusimos  a tirar la casa por la  ventana, ejemplo de ello  son  los  noventa mil millones  de euros   que,  según  fuentes oficiales,  se  malgastaron   en  2011,  o esos  casi 400  millones  gastados por las comunidades autónomas en sus embajadas.

Y después  llegaron  las vacas flacas  y las espigas marchitas  del  faraón.   Aparte  de todos  los  factores  negativos  que se están produciendo en   nuestra economía,  ahora  tenemos que  aplicar el conocido refrán:   " no cabíamos en casa y parió la abuela”.

Muchos   municipios,  que   ante  la llegada masiva de inmigrantes  doblaron  su población,   tuvieron   que  aumentar considerablemente  su  número de funcionarios  y servicios.  Además,  gran parte de  la carne de   aquellas  vacas gordas  se  destinó  a los servicios  sociales  para repartirla  entre  los miles de inmigrantes  ilegales  que   decían estar  faltos de recursos. Actualmente,  los ayuntamientos han perdido  gran parte de sus fuentes de ingresos,  por cuyo   motivo,   aquella carne de las repetidas vacas gordas  ha  sido  suplida  por una  inmisericorde subida de impuestos.

Así era mi barrio.  Hace años, mi barrio  estaba enmarcado  dentro de una ciudad   tranquila  y apacible  con 0 %  de población en paro.  Hoy, este barrio,  que con la llegada  de inmigrantes  fue abandonado  por la  mayoría de la población autóctona,  ha cambiado  completamente  su  fisonomía.  Ahora,  la carnicería de  Joaquín se llama  "  El  Kadiri " Carnicería   Halal; la frutería  de  la  Inma, ahora se llama  "  Fruites El Rif ";  en el restaurant   " La Brasa ",  ahora  se  sirven Kebabs y  Drum.   Los parques  y plazas  que antes eran lugar de  recreo de pequeños y mayores, ahora  sólo son  utilizados por  la población inmigrante. Y así   sucesivamente.

No obstante,  si lo que deseaban los gobiernos  precedentes  era evitar que España se convirtiera en un país  de  viejos  lo han conseguido. Hoy el potencial de  padres   dispuestos  a traer   hijos al mundo está garantizado. Así,  en estas ciudades  con una alta tasa de inmigrantes faltan colegios, institutos,  centros lúdicos,  centros médicos  y recursos   económicos  para  cubrir las necesidades de  estos colectivos.

La  pobreza que nos contagia.     Según los datos publicados por el Observatorio  Permanente para la Inmigración, España, con un 15, 9  %  de población inmigrante estaba  antes de la crisis  económica  a la cabeza de los países europeos  en cuanto al envío de remesas de  dinero hacia otros  países.  Así,  según dicha publicación,  estas remesas  se situaban por encima de los ocho mil millones de euros anuales. No obstante,  el consumo de  estas personas  en nuestro país  se reduce  a una simple  supervivencia,  ignorando todo aquello que se pueda considerar superfluo incluso en la alimentación. Pero quienes más acusan  esta pobreza  son  las comunidades  de  propietarios  en las que viven, ya que  en la mayoría de los casos  no contribuyen al mantenimiento  de  éstas. Por este motivo,  en muchas  de estas escaleras de vecinos  y debido a la alta morosidad   han cortado servicios tan importantes con el ascensor  o la luz   y el agua,  y con ello  han empobrecido a las  demás  personas  que les rodean.

Volviendo al principio  de este  tema, " medio siglo, dos épocas ",  en el que he tratado  de  hacer una comparación entre  las dos etapas que yo he vivido,  sólo  quiero añadir una reflexión:  El autoritarismo del gobierno  de Franco nos aplastaba; el mal  funcionamiento de la democracia  nos está ahogando.


Como siempre, os envío un afectuoso saludo.

Juan Cabrera.

No hay comentarios: