¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

20 jul. 2012

Multitudinaria protesta en Cádiz contra los ajustes del Gobierno y la Junta

Unos 30.000 gaditanos claman indignados en una histórica manifestación marcada por las quejas de los funcionarios

 
Hubo eslóganes, mensajes sin pelos en la lengua, cantos, pareados, bombos, pitos o gritos como los que puede haber en cualquier manifestación. Sin embargo, la de ayer tuvo una argamasa especial que pocas veces se da. La más pura y clara indignación contra la situación actual del país y las medidas de ajuste tanto de la Junta de Andalucía como del Gobierno central. Malestar sin rodeos como mimbre esencial de una de las protestas más numerosas que se recuerdan. Lo que se vivió a partir de las 20.30 horas de ayer desde la plaza Ingeniero de la Cierva alcanzó tintes históricos, al menos en lo que asistentes se refiere. Por un lado, los dos sindicatos mayoritarios convocantes, UGT y Comisiones Obreras, cifraron la participación en 36.000 personas y más de 20 colectivos diferentes. Por otro, la propia Policía Nacional no se apartó mucho de la cifra aportada por los sindicalistas al hablar de más de 22.000 manifestantes tan solo al comienzo de la marcha. Cifras a parte, un dato era clarificador del seguimiento masivo de la protesta: la cabeza de la manifestación alcanzaba la plaza Asdrúbal cuando el final salía de Ingeniero de la Cierva.

De un extremo a otro una inmensa amalgama de protestas, lemas y cantos unificados bajo el que abría la manifestación: «Quieren arruinar el país, quieren acabar con todo. Defiende tus derechos». En inmenso cajón de sastre que fue la protesta de ayer hubo espacio para las reivindicaciones de funcionarios (con una nutrida representación de CSIF), personal sanitario, políticos (destacó la presencia de Izquierda Unida con Manuel Cárdenas a la cabeza), universitarios, pensionistas, trabajadores de Navantia, bomberos (en torno a una veintena acudieron con sus cascos) e incluso la propia Policía Nacional (representada bajo una pancarta del Sindicato Unificado de la Policía, SUP). 

Lo cierto es que los presentes hicieron ver su indignación con las distintas medidas tomadas como «no somos moneda de cambio, somos capital humano», «la Universidad no se vende, se defiende», «Rajoy, escucha el pueblo está en la lucha» o «Griñán y Valderas nos roban las carteras». Y es que, a juicio del secretario general de Comisiones Obreras, Manuel Ruiz, «la respuesta es acorde a la agresión cometida». Por su parte, Salvador Mera, secretario general de UGT valoró las medidas como una «lista de recortes no tiene parangón». Por ello, no dudó en hacer ver que lo de ayer tan solo «es un anuncio» de movilizaciones «hasta hacer retroceder al Gobierno en sus medidas». Todo para salir de la crisis «con dignidad». 

La marcha calentó bien rápido la calle. Tanto como para llevar a a paseantes y gaditanos que salían de la playa a sumarse a lo largo del recorrido. Un tránsito que estuvo marcado por momentos como los que se vivieron ante el Hospital Puerta del Mar. Allí, los manifestantes rompieron en un aplauso improvisado a los trabajadores del centro sanitario que no dudaron en salir hasta la puerta para apoyar a la manifestación. Y es que los ajustes aplicados sobre los sueldos de los funcionarios marcaron y mucho una protesta plagada de referencias a la paga de Navidad. Por estar, hasta los Reyes Magos y Papa Noel se dejaron ver ante la pancarta que portaban miembros del CSIF-F. «Para que se vea que no hay paga», como sintetizaba Josefina Marcos, vicepresidenta del CSIF-F. «Estamos hartos de que los gobiernos de Rajoy y Griñán consideren el salario de los funcionarios como su hucha particular», explicó Marcos.

En virtud del anuncio anunciado ayer por Mera y Ruiz, en la agenda de los sindicatos está ya las nuevas protestas generales que tendrán lugar a partir de septiembre. «Recurriremos a todos los instrumentos legales a nuestro alcance para responder a estas medidas», aclararon en el manifiesto conjunto leído al final de ma marcha, frente a la Subdelegación del Gobierno. Incluso hablaron de organizar acciones concretas y sectoriales, una gran marcha sobre Madrid o emplazar al Gobierno a un referéndum sobre las medidas. Tanto como para no dudar en vaticinar una acción muy concreta: una más que «posible» huelga general para el nuevo curso.

No hay comentarios: