¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

20 jun. 2013

BORNOS, CIUDAD DE VACACIONES

Estos días, durante la feria de entidades, nuevamente hemos vuelto a promocionar Bornos por Cataluña. Creo que no hay bornicho aquí al que no se le llene la boca hablando de nuestro pueblo. E incluso una enorme sonrisa de satisfacción aparece en nuestra cara cuando alguien se acerca al stand a preguntar qué es un “bornicho”.

Elogiamos y mostramos nuestra gastronomía, nuestros monumentos y calles más representativas, el clima, el paisaje, los “amascos”, el lago... Nuestro objetivo es hacer ver a los aquí residentes, que en Cádiz existe un rinconcito que es la maravilla del mundo y que tienen que visitar. Yo mismo, sin ir más lejos, hablo tanto de Bornos a mis compañeros de trabajo, que tengo la firme promesa de todos de que tarde o temprano irán de vacaciones a conocerlo.

Y es en este punto, cuando alguien te dice que irá a conocerlo, que me paro a pensar si la imagen que le he vendido de Bornos es la real o es la que a mí me gustaría que fuese. Uno de estos compañeros a los que tanto hablo de Bornos me ha dicho que quiere ir a conocerlo. Tras relatarle de nuevo las maravillas de mi pueblo y lo feliz que me hacía que fuese a ir, la conversación dio un giro enorme. 

Tras relatarle mi versión de cómo es Bornos me preguntó dónde se podía quedar a dormir para ir reservando ya. Primer problema. ¿Dónde le digo? Consciente de que era lo de menos, trato de explicarle que por la crisis ahora mismo no hay hoteles en Bornos, pero que de aquí a nada se abrirá el camping que es una maravilla y que está en un paraje natural maravilloso. 

Esquivado el primer problema que se me presentaba, me informa de que como es un trayecto largo, prefiere ir en avión. Y me pregunta  cómo podrá desplazarse cuando estén en Bornos, si hay trenes o si la línea de autobuses funciona correctamente. Segundo jarro de agua fría. Como le explico que a pesar de ser un pueblo que vendemos como una localidad situada en un punto estratégico, a penas a 1 hora de Cádiz y Sevilla y bien comunicada con la sierra, tiene un horrible y desordenado transporte público. Toreo un poco el tema y le aconsejo que baje en coche.

Pensando que ya había salvado todo lo negativo, me informa de que bajará con sus dos hijos (uno de 12 y otro de 14 años) y me pregunta qué ofrece el pueblo para niños de esa edad. He de confesar que esta pregunta me puso muy nervioso porque no sabía que contestar. Tras una risa tonta por mi parte le ironicé que Bornos, en verano, se llena de castillos flotantes por todos sitios.  
Más tarde, por fin, entra en un tema que no puede tener pegas. Me invita a que le hable del lago.  Lo malo llega cuando me pregunta por las actividades de ocio y recreativas que podrá hacer con su familia en el lago. Otro marrón se me viene encima. Espero que le guste la pesca, porque será lo único que podrá hacer. Si quiere hacer canoas, kayak o alguna actividad parecida tendrá que ir a la localidad vecina de Arcos de la Frontera. Incluso me dio vergüenza imaginar qué pensarán cuando vean un embarcadero lleno de botellas de cerveza cada 2 metros y con muchas farolas rotas a pedradas.

Al final, aunque estaba ilusionado por ir, creo que cambiará de opinión y elegirá otro destino de vacaciones distinto. ¿Creéis que si le digo que en Bornos aún hay bares que tienen la cerveza a 1 euro cambiará de opinión y bajará con su familia?


Pedro J. Parra.

4 comentarios:

Rafel Galvan dijo...

Bornos tiene otros atractivos que los exclusivamente turísticos y es cierto que le hace falta promocionar un enfoque más atractivo para personas ajenas a familiares bornichos. Seria conveniente hacérselo ver a los políticos que actualmente gestionan Bornos y crearles la necesidad de promocionar más el pueblo pero de forma feaciente y con hechos que podrían situar a Bornos dentro de los Tours turísticos de la ruta de los pueblos blancos al pie de la sierra, pero faltan equipamientos y actividades de cara al turista en general.

Perico Calderero dijo...

Es uno de los atículos mas realista y sincero que he leido por los blogs, querido tocayo.

Llevas toda la razón,quizás seamos demasiados "narcisitas" cuando hablamos de Bornos. A veces vendemos humo, llevados por el cariño a nuestro pueblo.

Ese cariño, te hace querer que el que te escucha experimente el sentimiento que nosotros sentimos al entrar por la "ancantarillas". Pero eso es muy dificil de transmitir.

Nosotros por el cariño que sentimos por Bornos,perdonamos todos sus "defectos y atrasos".Es como su fuera nuestra madre, que no se le suele reprochar nada.

Así que has acertado al poner los puntos sobre las ies.

Este artículo tuyo, me da la idea de que todos nosotros(bornichos en Cataluña) escribiésemos y diésemos nuestro parecer en el blog sobre este retraso secular de nuestro pueblo, el causante de que estemos en Cataluña, al margen de la satifacción que ahora tenemos por haber venido a ella y haber conocido mas profundamente a sus gentes.

Sinceramente te felicito por este artículo.

Anónimo dijo...

Tanto por aprovechar y qué poco se preocupan por buscar inversión los que pueden y saben...
Cuando la autovía nos aleje de la civilización, Bornos comenzará a consumirse como la aldea del señor Cayo, aquel cuyo voto fue muy disputado.
Invitas a una reflexión muy importante, Pedro, gran artículo.

José Bermúdez

Anónimo dijo...

Bornos tiene muchas carencias como para pretender ser un lugar donde la gente quiera ir de vacaciones. Tenemos para que nos visiten un día y gocen de nuestro lago y monumentos, pero no para que decidan hacer noche y pasar aquí una semana. Los politicos deben afrontar este tema e intentar ser un pueblo competitivo en lo referente al turismo.