¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

24 jun. 2013

LAS PUERTAS ABIERTAS DE CÁDIZ



Como una madre que agranda su cariño por el hijo que se le distancia, Cádiz socorre al emigrante con una intensidad tal que sin duda le habría permitido la permanencia de haberla recibido con anterioridad. Pero hay que marcharse para experimentarla… Porque Cádiz abre más puertas fuera que en el interior de sus límites provinciales. La marca Cádiz goza de un espectacular poder de seducción, irremediablemente aprovechable para los gaditanos que convivimos con él lejos de nuestra tierra. Ser de Cádiz en el resto de España equivale al mayor de los títulos académicos si atendemos a un currículum personal. Con ello, cuando menos, se alcanza la curiosidad y la atención del interlocutor. 

Pero tal confianza y convicción alcanzan un ritmo pobremente correspondido. Permítanme un ejemplo metonímico para explicarme. Si el Cádiz C.F. es un equipo que despierta simpatías en las aficiones de todos los equipos, ¿cómo es posible que no se sepa explotar esa suerte para beneficio y logros del club? Trasladen este caso al resto de ámbitos y me entenderán. ¿No es acaso paradójico que una provincia con hechizo, gancho, una tierra que fascina, ocupe siempre el primer puesto en las listas de desempleo? Aventajada como pocas en lo natural y con la relevancia histórica como justificación llegado el caso, ¿qué no sabemos hacer los gaditanos?

Quizás exagere, pero el pasado me anima a sentenciar que Cádiz es la más europea de las provincias españolas. Presente en Londres en la mítica Trafalgar Square, con ese nombre debido a la batalla de Trafalgar donde venció y halló la muerte Nelson;  en París, con los jardines y cruce de líneas de metro Le Trocadero, en homenaje al baluarte gaditano que tanto resistencia opuso a los franceses; o en Roma, donde aún recuerdan excitados los encantos de las puellae gaditanae, nuestras particulares geishas. ¡Si hasta Shakespeare admiró nuestro sherry!

Con una capacidad para la reinvención descomunal (así lo exigen sus tres mil años de historia y así lo demostró su reconstrucción desde los cimientos tras el asalto y saqueo de la escuadra del conde de Essex), nuestra capital debe hacer uso de su talento para la adaptación y resistencia social y adecuarlos a la generación de riqueza y provecho. Ha de ser además el eje y guía para los pueblos que lucen su geografía orgullosos de ser gaditanos, entre ellos Bornos, al que llamamos el Cádiz chico y no sólo a causa del carnaval…

José Bermúdez

1 comentario:

Anónimo dijo...

q Querido Jose:Decir que en todo estoy de acuerdo.Como tu,yo tambien vivo fuera de Bornos.Solo decir que personas como tù,deberian de estar aqui,en primera linea,para que todos tus ideales se pudiesen llevar hacia delante y convertir a esta tierra en lo que se merece.Por desgracia, nuestra tierra,no es de oportunidades a corto plazo,y nos vemos obligados a marchar.Asi sera dificil conseguirl