¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

10 jun. 2012

POEMA AL CONTRABANDO


Ya quedamos pocas personas que  podamos hablar con la voz de la experiencia  de aquella  actividad,  el contrabando  de tabaco  y de café, que  ejercieron  unos hombres de los pueblos de la sierra  y  de los alcornocales.

" Cuatro  jinetes al alba "  es el título de este poema que  yo he compuesto  en base a la realidad  de lo que era  cualquier noche  en el camino que  aquellos  hombres, unos a pie  con la carga sobre su espalda y otros a caballo recorrían  varias veces al mes  desde San Roque  hasta su  lugar de destino:  Alcalá de los Gazules, Jimena, Algar o Bornos, entre otros. 

  
Cuatro  jinetes  al  alba

La carga  está   preparada,
los nervios a flor de  piel,
y   la  salida   vigilada
por un vigía, un vigía  fiel.
Ya salen de la estación,
la estación de San Roque,
el  día  ya se  marchó
y  ya  les   espera la noche.
Cuatro  caballos  caretos,
cuatro sombras en la loma,
desafian en mil momentos
los peligros que se asoman
en un camino muy incierto
lleno de miedos y zozobra.
Cuatro cargas de tabaco,
cuatro  jinetes   al  alba
por el sendero van entrando
al alcornocal que los aguarda.
El aire silba entre quejigos,
el corzo salta entre la jara,
los  cárabos  son   testigos
de la inquietud de sus almas.
Detrás de cada cancho,
detrás  de cada  rama
les  parece  oir  el  ¡ alto !
de los guardias con sus armas.
El Guadalete ya les espera,
irá crecido o bajará en calma,
cuatro  corceles   resoplan
antes  de cruzar sus aguas.
Ya  suben por las  huertas
cuatro contrabandistas al alba,
llegarán  a  la   Asomadilla
y  ahí  dejarán  sus  cargas.

Autor, Juan Cabrera

2 comentarios:

perico calderero dijo...

¡¡¡QUE BUENO !!!

Deberías haberte dedicado a la poesía de forma profesional.

Un abrazo, amigo

Anónimo dijo...

me han contado que fue un día a día de muchas familias para poder comer, ojalá no haya que volver a esos tiempos. gracias por este pedacito d historia.