¡¡¡ VIVA BORNOS !!!

16 jul. 2012

BORNOS. CITA ESTIVAL CON EL CARNAVAL.



Como un golpe de aire fresco llegado de la Bahía. El patio del colegio San Juan de Ribera de Bornos volvió a pintarse la noche del viernes con dos coloretes para, en pleno verano, dar vida a una de las grandes pasiones colectivas del municipio, la del Carnaval. La velada estuvo marcada por las altas temperaturas y más cuando la chirigota del Love y la comparsa de los hermanos Carapapa se encargaron de caldear aún más el ambiente, obteniendo el cariño de más de 2.000 personas que se mostraron totalmente entregadas. 


En la memoria de todos se encontraba la desaparecida, al menos de momento, Noche Carnavalesca que organizaba la peña y que con los efectos de la crisis se ha quedado en el camino, aunque se tratará de recuperar en un futuro. Para seguir con la tradición, el área de Fiestas del Ayuntamiento organizó esta vez una Velada Carnavalesca que no dejó insatisfecho a nadie. No obstante, ante la falta de presupuesto la clave para que la fiesta se pudiera llevar a cabo la tuvieron las dos agrupaciones que, por el cariño que le tienen a esta localidad, aceptaron actuar por la recaudación de la taquilla. La apuesta salió bien y Bornos no falló, como era de esperar.


El clásico reencuentro de la Chirigota del Love con Bornos no defraudó a nadie y las voces de la comparsa de los Carapapas y sus letras llenaron de magia el momento. Los chirigoteros arrancaron la noche de coplas y durante más de 90 minutos se metieron al público en el bolsillo con sus letras, sus chistes y todo el arte que despliegan sobre las tablas. 'Los Puretas del Caribe' no llegaron solos, ya que estuvieron acompañados por 'Los Pofesionales', 'Los Juancojones' y, por supuesto, 'Una Chirigota con Clase'. Miguel Mellao también puso su punto de arte y alegría a la noche.

La fiesta parecía haber llegado a un punto tan alto que era imposible que mantuviera el nivel pero, en ese momento, tomaron el relevo 'Los Duendes Coloraos'. Literalmente levantaron de la silla al respetable en múltiples ocasiones, aunque una de ellas fuera la más llamativa. Pasaban las 2.35 horas y la comparsa cantaba a los cinco millones de parados cuando una sorprendente tormenta de verano hizo acto de presencia. Durante unos ocho minutos la lluvia cayó sobre el patio del colegio y el público, en un despliegue de arte, utilizó las sillas en forma de paraguas. La comparsa agradeció la entrega e incluso se pudo ver alguna ola de sillas. 

El repaso por la antología de la agrupación puso el punto y final a la fiesta, pasadas las tres de la madrugada.


Fotos de Manolo Avión.

No hay comentarios: